viernes, 23 de junio de 2017

AMAZON PAY ENTRA EN ESPAÑA

A día de hoy la plataforma de pagos online más famosa es PayPal. Todo el mundo la conoce y domina su sector como nadie. Pero parece que la va a surgir un competidor, un duro competidor. Hablamos de Amazon Pay.

viernes, 16 de junio de 2017

LA INFIDELIDAD ENTRE LAS MUJERES

Antes de que se me crucifique, quiero decir que este post trata sobre una publicación en el diario elmundo.es. Lo digo porque sé que hay gente que a la mínima salta como un resorte en lugar de debatir el tema y dar su opinión. ¡Allá vamos!

"Una persona puede ser fácilmente engañada por la persona a la que ama"
Jean-Baptiste Poquelin Moliere

Las infidelidades no es algo nuevo, tienen más historia que la propia Tierra. Lo normal, parece ser, es asociar la infidelidad al género masculino. Vaya, que somos unos degenerados y no nos sabemos controlar cuando un cuerpo bonito se nos pone delante y menos si nos pone ojitos. Nada nuevo hasta aquí. ¿Verdad?

Según un reciente estudio elaborado por el Instituto Francés de Opinión Pública y en el cual han participado 3.406 mujeres, una de cada tres mujeres ha confesado haber sido infiel en alguna etapa de su vida. Lo mejor es que según los datos del estudio y analizando el rango de edades, el fenómeno está en alza.


Una de las preguntas más morbosas que se hacía era que cuántas mujeres estaban siendo infieles en el momento de realizar dicha encuesta. El resultado obtenido fue de un 4% (136 mujeres). No está nada mal. Ante todo sinceridad.

Un dato inquietante fue que el 23% de las encuestadas no tendría ningún problema en tener un affaire si nadie se enterase de ello. ¿Sabes ese chico del trabajo que está tan bueno? ¿Recuerdas ese día de verano que viste aquel chico en la playa, piscina... sin camiseta? ¿Y a ese amigo de tu pareja que parece que te mira raro? ¿Y si nadie se enterase?

Tras estudiar los datos, el mayor porcentaje de infidelidades se da en las grandes ciudades. Cosa que no es nada sorprendente creo yo. Más probabilidades donde elegir y menos riesgo de que te conozcan los demás.

Sigamos hablando de datos curiosos sobre los que debatir. Cuatro de cada diez de las mujeres con titulaciones académicas estaría abierta a una aventura, mientras que solo tres de cada diez de las que no tienen dicha formación, lo estarían. También me parece algo lógico. Quizás, unas dependan más de su pareja que las otras. Es un decir.

Ahora la encuesta baja el listón. Ya no hablamos de una infidelidad como tal. Lo que se pregunta ahora es que cuántas se han dado algún "piquito", han perreado o han tenido algún encontronazo cargado de "electricidad" con un tercero. Bueno, ojito. Los resultados arrojan que el 50% confiesa haberse dejado querer en alguna ocasión rozando esa línea tan peligrosa entre la certeza de un jugueteo y la confusión de un flirteo. Este es el terreno apropiado para que podamos ver a ese animal nocturno tan famoso, la cobra.


El estudio también analiza las causas o motivos que llevarían a una mujer a realizar tamaña deslealtad. El 55% vería interesante un tercero que despertase alguna emoción o sentimiento en su interior, eso lo verían atractivo. Esto me suena a la famosa erótica del malote. Para otro 50% estaría justificada una infidelidad si existiese cierta dejadez por parte de su pareja. Falta de amor, cariño, comprensión, afecto, preocupación... esas cosillas.

Las vías o herramientas para las infidelidades cada vez son mayores. Desde los hotelitos de toda la vida hasta las nuevas aplicaciones de ligoteo. El 42% de las mujeres que no viese claro su futuro con su pareja, no tendría problema en usar estas aplicaciones para contactar y conocer a alguien. Esto es lo que toda la vida he llamado yo "La Teoría de la liana". No se suelta una hasta tener bien agarrada la siguiente, pero de esto hablaremos otro día.

Entonces, a la vista de estos resultados ¿Por qué no hay más infidelidades? El 60% de las encuestadas, teniendo la oportunidad de ser infiel, no lo harían por miedo a como afectaría en su entorno familiar. El 50% de las encuestadas sería por miedo a que se enterase su pareja.

Por último, de aquellas mujeres que han confesado haber sido infiel alguna vez, un tercio de ellas, repetiría.


En mi opinión, esta es la típica encuesta para dar picante a las conversaciones de bar o de trabajo. Quizá se podía haber encuestado a más mujeres. Habría que ver y analizar más datos seguramente pero una cosa está clara, ahí están los resultados. 

¿Qué opináis chicos y sobre todo chicas?¿Se han acercado a la relidad?
 
 

LA DIGITALIZACIÓN DEL CLIENTE

Como nos gusta mariconear con palabras nuevas y sobre todo en el entorno de los negocios ya ni te cuento. La palabra digitalización es una de ellas. Cada vez se usa más en el entorno laboral y más concretamente en marketing. Algunos no tendrán muy claro a que se refiere pero les hace parecer más molones.

La digitalización engloba muchas definiciones pero en lo que a marketing se refiere  el concepto usado es la relación cliente - empresa más allá del trato cara a cara.

martes, 13 de junio de 2017

LA SOCIEDAD DE HOY


Lo mejor es que luego echarán la culpa de que se hunden a los primeros que empezaron a achicar el agua. Como diría una amiga mía... "y así, todos los días"
 

domingo, 11 de junio de 2017

RUTAS POR ESPAÑA - LAS CASCADAS


Para dar al LIKE y suscribirse, pincha en el enlace!!!!

Enlace: https://www.youtube.com/watch?v=_UK91wI_G-o

TENEMOS 30 AÑOS Y ESTAMOS MUERTOS

Nos despertamos, nos hacemos el desayuno a duras penas, lidiamos con el día que nos toca y llegamos a la cama baldados.

Tienes 30 y pico años. Tienes amigos, hablas idiomas, eres popular, tienes un buen trabajo, una vida sexual activa, un matrimonio feliz, viajas y tienes un tipazo ¿Qué más se puede pedir? ¿Tiempo? Te paras a pensar en tu fantástica vida y reflexionas: "Como esto vaya a durar 20 años más, me suicido"

Es como ese jardín tan increíble y admirable, de tanta belleza y tan florido, cuidado al detalle pero... ¿Cómo se mantiene así ese jardín?

Nuestra generación esta cansada, vive cansada, deambula cual zombie por la calle. ¿Por qué? Nuestros padres criaron, posiblemente, a más hijos que nosotros, tuvieron menos facilidades y no parecían tan cansados ¿Qué diferencia hay ahora?


La primera cosa en la que nos podemos fijar es en las vacaciones. ¿Qué vacaciones tenían nuestros padres?  Equipaje, coche y a Tarragona 8 días. Playa, chiringuito, hotel y repetir. Nada más, descansaban en la medida de lo posible. ¿Cómo son las vacaciones de nuestra generación? Avión, vuelo de varias horas, país extranjero, idioma diferente, pateos interminables, madrugones para llegar a ese monumento o museo y un poco de fiesta nocturna y repetir. Terminan, llegas al curro con Jet-Lag y piensas... ¡Joder, necesito vacaciones! 

Otro punto interesante a analizar pueden ser las amistades. ¿Cuántos amigos tienen nuestros padres? ¿A cuántos cumpleaños fueron a partir de los 35 años? Quedadas esporádicas y hasta dentro de otros 15 años. Nuestras agendas son una locura, apretadas, milagros y quebraderos de cabeza para encajarlas.

¿Cuánto costaba tener la curva de la felicidad? ¿Cuánto cuesta tener el six-pack de la felicidad? Se comía en casa y muy bien, muy sano y sin florituras ni arguiñanadas. Ahora, quién no conoce los restaurante más molones de su ciudad y después quién no se toma un Gin-Tonic de mango y pera para cerrar la noche.

Por ir terminando ¿Estaban nuestros padres a la última en música, cine o tecnología? Tenían sus gustos como nosotros y sus aficiones pero sin comerse la cabeza. No había prisa por ir al cine a ver un estreno, ya lo echarían en la tele. Ahora nosotros tenemos que estar a la última en series, cine, música, Facebook, twitter, Instagram...  ¡Qué agobio! Y solo para tener algo de que hablar en nuestros círculos sociales.

Al final, si lo piensas fríamente te das cuenta que nuestro estilo de vida es innecesariamente acelerado, corremos sin saber donde está el fuego. A veces pienso que no es que nosotros seamos más flojos que nuestros padres, es que somos un poco idiotas.

^_^